Hecho en el cielo

made-in-heaven-deluxe-edition-remasteredPasados ya mis 30 años me he dado cuenta que mi álbum de cabecera desde los últimos 20 ha sido Made in Heaven de Queen. Desde su llegada a mis manos, de cómo descubrí Queen y cómo a través de los años cada uno de sus temas se fue ajustando al momento particular que me atravesara vivir, Made in Heaven se convirtió en la expresión musical de mi ser. Porque todos tenemos bien dentro nuestro ese álbum que dialoga de una particular manera con el alma. Una colección de música que sirve como banda sonora de los días de nuestra vida.

Un documental grabado de la televisión en un vhs fue el primer contacto con la banda británica, tenía tan solo diez años. El programa especial de una hora bastó para conocer una de las historias más sorprendentes y tristes del rock. Estaba impactado por la muerte de Freddie Mercury en plena cima del éxito. Tuve conciencia por primera vez del SIDA y cómo la enfermedad fue consumiendo a uno de los mejores cantantes de la historia, pero que pese a todo siguió en pie entregado a la música hasta el final. El programa finalizaba con la presentación del último disco en estudio con grabaciones inéditas, a poco más de cuatro años de la perdida su voz volvía a la vida. Recuerdo haber quedado transportado al oír escasos segundos de los principales temas del álbum. Una y otra vez rebobinaba el vhs para escucharlos nuevamente.

Mi fanatismo por Queen había llegado a los oídos de un conocido de mi padre. El cual, al enterarse, me regaló una grabación en cassette del álbum junto a un par de temas más de la banda. Tanto había gastado esa cinta que mis viejos decidieron regalarme para mi cumpleaños el CD, mi primer CD. Aún no teníamos un equipo musical con reproductor, pero si teníamos una computadora con lectora. Era la computadora del negocio, la computadora que mi viejo usaba para llevar la administración de su video club. Debía esperar a que llegara la una del mediodía, al estar en un barrio los comercios cerraban por la tarde y esa era mi oportunidad para escucharlo.

Hoy día no encuentro explicación al cómo, pero esos temas me transmiten mucha paz. Los primeros años se encontraban envueltos por la mitología que generó la muerte del cantante. La tragedia se hacía música y de esta manera se convertía en la mejor despedida desde el más allá que podía esperar cualquier fan de Queen. Porque ya a esa altura me consideraba un fan. Gracias a ellos, me reconcilie con el inglés, porque de chico no me gustaba ni un poco. Heaven for everyone, fue el tema que le pedí traducir a mi profesora particular. En esos tiempos aún no contábamos con internet para simplificarnos el trabajo.

Gracias a temas como Made in Haven y I was born to love you conocí la carrera solista de Mercury. Too Much love will kill you me enseño que el amor también puede causar dolor, pero para ese entonces You don´t fool me ya se había transformado en el presagio de una relación tormentosa. Y cómo no dejarse llevar a travez de esos viajes oníricos que son A Winter’s tale o Mother love.

Hace ya varios años se había convertido en un álbum especial para levantarme el ánimo en los tiempos difíciles. Pero hoy día ya no es necesario, lo disfruto como si fuera la primera vez, como si aún estuviese sentado frente a la computadora del negocio. Y si bien tengo la discografía completa de la banda remasterizada en el 2011 en la cual se incluye Made in Heaven por supuesto; aún sigo colocando en el reproductor el CD apenas rayado que me regalaron mis viejos hace ya 20 años.

Made in Heaven Full Album

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s